sábado, 5 de diciembre de 2009

Hoy va de lenguaje no verbal
















Porque se explican perfectamente. No hace falta más que mirarlos, para saber que están sintiendo: corren confiados a mi voz, buscan mis manos al llegar y esperan a que les abra la puerta.
Ya en el camino, el Chispa desconfía: sus orejas hacia atrás lo dicen claramente. Es como si me preguntara cuáles son mis intenciones. Porque los caballos hablan con las orejas: hacia atrás, hay que hablarles y tranquilizarlos; paulatinamente las van llevando hacia adelante, sabiendo que no hay peligro; y, según cambian las orejas, su mirada se sosiega y no miran de reojo, sino de frente.


Ah, cómo me gustaría tener tan claro el comportamiento de las personas...y que, como los animales, no supieran mentir.

jueves, 3 de diciembre de 2009

Hoy corre Chispa

Ahí viene, a la voz de su ama..., de su amiga.

videoPero que quede claro, el Chispa es MUY MACHO.